Testimonio

volarOs dejo con el testimonio de una de mis pacientes. Muchas gracias, Loli!

“No puedo dejar de llorar! No me puedo creer lo que me está pasando! No puede ser verdad! No puedes ser que mi Madre ya no esté con nosotros! No me lo creo! No puede ser verdad!!!, me repetía una y otra vez sin dejar de llorar.” Había fallecido mi Madre y sólo quien haya pasado por eso puede comprender cómo me sentía. No sólo era la pena de que ya no estuviera con nosotros lo que me ahogaba. Eran muchas, muchas cosas. Me sentía culpable de todo!. De no haberle dedicado el tiempo que necesitaba. De no haber sido cariñosa con ella. De no haberla entendido y comprendido. Incluso de no haberla querido la suficiente!!!. Con lo que yo quería y quiero a mi Madre!. Tenía la continua sensación de no haber sido buena hija. Hasta me sentía “culpable” de su muerte!!!. Sí, culpable por haber pedido a su equipo médico que le quitaran el dolor que estaba pasando, pues todos sabíamos que ese dolor ya no conducía a nada, sino a una agonía insufrible que no merecía la pena alargar.

Y así llegué a la consulta de Meritxell, con mucha mucha pena, rabia, dolor, culpabilidad, angustia y tristeza. Llegué perdida y llena de dolor, un dolor que me parecía imposible que se pudiera curar.

Me habían hablado de un método nuevo llamado EMDR. Me habían dicho que funcionaba muy bien para tratar casos de duelos “traumáticos”, y allí me planté, en la consulta de Meritxell, con todas mis frustraciones y pensando…no sé si funcionará.

Yo iba con ganas de encontrarme bien, mejor dicho, yo iba con la necesidad de poder sentir que yo no había sido mala hija, y mucho menos la culpable de la muerte de mi Madre!!!. Ardua tarea dado el estado en el que me encontraba.

Durante todas las sesiones que he tenido con Meritxell he descubierto cosas inimaginables. Entre otras cosas, he descubierto una infancia que (ahora lo sé), me había marcado más de lo que hubiera imaginado jamás. He descubierto a esa niña de mi infancia, la he conocido, escuchado, hablado con ella, y le he dado todo el cariño y comprensión que en su día no tuvo y que tanto estaba reclamando. Creo sinceramente, que éste ha sido un punto decisivo y muy importante en mi terapia.

No ha sido un camino fácil, no lo voy a negar, pero lo que sí ha sido muy muy fácil es haber tratado con Meritxell. Su dulzura, apoyo y comprensión ha hecho de la terapia un momento esperado durante toda la semana, pues a pesar de que a veces salía de allí bastante revuelta, como dice el refrán, después de la tempestad llega la calma. Y eso era justamente lo que me pasaba, que después me sentía en calma.

Con Meritxell y a través de la terapia EMDR, he descubierto muchas cosas que me van a servir de gran ayuda en mi vida diaria, pero sobre todo, he aprendido a que no me duela el Alma. Han desaparecido la  rabia, el dolor, la culpabilidad. Aunque la pena y la tristeza me acompañarán creo que siempre, sé que puedo vivir con ello.

Sé que cometí errores, …pero quién no los comete? Acaso no soy humana? Acaso el resto de las personas no cometen errores? Sé que no fui perfecta, …pero quién lo es? Sé que pude haber hecho las cosas mejor, lo sé, porque siempre se pueden hacer mejor, pero también sé que no fui tan mala hija, y que no cometí tantos errores.

Ahora soy capaz de asumir que mis errores fueron los normales, que mi comportamiento fue el normal, y que quise y cuidé a mi Madre lo mejor que supe. Ahora sé que a mi Madre le había llegado el momento de marchar, pero yo no estaba preparada. Eso lo sé ahora, ahora que estoy en paz conmigo misma.

Gracias por todo Meritxell.

Loli Gil

30 de mayo de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s