Archivos Mensuales: octubre 2013

“Para cuidar hay que cuidarse”. Entrevista a la psicóloga Meritxell Sánchez

espacio 2Tercera y última entrega de la entrevista que me hicieron para la revista Bebés y más:

Vamos hoy a presentaros la tercera parte de esta extensa entrevista que ha realizado Bebés y más a la psicóloga Meritxell Sánchez, especializada en Psicología Perinatal.

Hoy hablaremos con ella sobre trauma y culpa, sobre apoyo emocional, apego, vínculo y sobre la maternidad empoderante. Esperamos que os interese leerla tanto como nos ha gustado a nosotros realizar esta tercera entrega y las anteriores.

¿Cómo orientas a las madres que acuden a tu consulta?

Como psicóloga recomiendo siempre a las madres que acuden a mi consulta todo aquello que favorezca y refuerce un apego seguro con su bebé y favorezca estados emocionales de bienestar como, por ejemplo, la lactancia materna, acudir a grupos de apoyo entre madres, grupos de crianza, asociaciones, realizar actividades relajantes y agradables, disponer de un espacio para cuidarse, etc.

En ocasiones, en consulta tenemos que trabajar con esa culpa que parece inherente a todas las madres, para que disminuya y aprender a manejarla mejor. Aprender y sentir de corazón que para cuidar hay que cuidarse, que para cuidar a nuestros hijos tenemos que cuidarnos a nosotras mismas.

¿Comprendemos lo importante que es el apoyo emocional en la maternidad?

Durante el embarazo, el parto y el puerperio la mujer necesita especialmente apoyo emocional. El apoyo de la pareja, del entorno social y de los profesionales de la salud durante el embarazo y el parto influye de forma positiva en el postparto, favoreciendo que la mujer se sienta más apoyada, más sostenida emocionalmente y protegida durante el parto y el postparto.

¿En qué va a ayudar a la madre el tener este apoyo emocional?

Todo esto permite ayudar a que la mujer disfrute de una mejor autoestima, se sienta más segura de ella misma, y contribuye a que pueda establecer un vínculo saludable con su bebé, una lactancia y una crianza satisfactorias para la madre, respetando las necesidades y los procesos evolutivos de su bebé.

Si una mujer que acaba de ser madre se siente bien consigo misma, con su maternidad y con su bebé, estará en condiciones de ofrecer mejores brazos a su bebé. Ello fomentará y facilitará la salud emocional de ambos.

¿El vínculo seguro es importante para la salud psicológica del niño?

La neurociencia ha confirmado que la construcción de un vínculo seguro durante la primera infancia es la base de la salud mental y un factor clave para criar niños que se convertirán en adultos resilientes.

¿Qué herramientas pueden ayudar a las madres si se ha producido un trauma o circunstancia dolorosa en el nacimiento o el postparto inmediato?

Como profesionales de la salud ayudar a una madre que ha tenido una mala experiencia permitiendo la expresión emocional, escuchando la historia previa, indagando y profundizando en los miedos y las causas, escuchando empáticamente, sin minimizar, sin juzgar, sin culpabilizar a la madre, animando a la expresión de emociones y sentimientos, etc.

El objectivo general es prevenir y minimizar el malestar psicológico durante el embarazo, el parto y el puerperio.

A veces el apoyo no es suficiente, ¿verdad?

Si se ha producido Trauma o hay sospechas de un cuadro de Depresión postparto, Estrés Postraumático, etc. es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental experto en Psicología Perinatal. En los casos en los que la perturbación y el malestar emocional son muy intensos y duraderos, también es conveniente buscar ayuda profesional especializada.

Es importante tener en cuenta que el trauma no se cura solo, hablando sin más o con el paso del tiempo. Cuando hay trauma, cuando una experiencia dolorosa o traumática ha dejado una huella negativa y duradera en el tiempo, el procesamiento de dicha experiencia o evento en la vida de esa persona ha quedado bloqueado, por lo que se necesita ayuda profesional especializada para procesar e integrar dicha experiencia, siempre dentro de un marco de seguridad y fortalecimiento de los recursos de la persona, resolviendo así los síntomas y el malestar, aumentando el bienestar y su autoestima.

Una de las herramientas más potentes para el tratamiento de las experiencias traumáticas y dolorosas es el EMDR, un abordaje psicoterapéutico integrador validado científicamente que acelera el tratamiento de los eventos traumáticos, experiencias dolorosas y un amplio rango de problemas y trastornos.

¿La maternidad nos empodera?

Se haya vivido o no una experiencia dolorosa durante el embarazo, el parto o el postparto, la maternidad es una oportunidad excelente para el crecimiento personal. Una alta autoestima y autoconfianza después del parto es una base sólida para iniciar la maternidad y sabemos que el trabajo y el crecimiento personal se asocian a experiencias gratificantes del parto y el postparto.

Le agradecemos a la psicóloga Meritxell Sánchez la entrevista que ha concedido a Bebés y más y nos comprometemos a seguir hablando sobre Salud Primal y Psicología Perinatal en los próximos días.

Más información | Meritxell Sánchez

El estrés de la madre puede influir en el desarrollo del bebé. Entrevista a Meritxell Sánchez, psicóloga

ansiedad embarazoSegunda parte de la entrevista que me hizo Mireia Long para la revista Bebés y más:

Vamos a continuar hoy con nuestra entrevista a la psicóloga Meritxell Sánchez, en la que abordaremos cuestiones más específicas sobre la salud emocional de la mamá y el bebé vinculadas a aspectos prácticos y concretos que es conveniente conocer para promover una mejor Salud Primal.

¿Qué circunstancias favorecen una buena Salud Primal?

Como numerosos estudios demuestran, una experiencia óptima del nacimiento (tanto para la madre como para el bebé) puede influir a largo plazo en la salud integral de ambos. La conexión entre las experiencias del nacimiento y la salud a largo plazo es investigada por la Salud Primal (base de datos de Primal Health de Michel Odent).

Asimismo, numerosos estudios demuestran también cómo el estrés de la madre durante el embarazo pueden influir en la salud y el desarrollo del bebé.

¿Hasta que punto puede influir el embarazo en la salud emocional del niño?

Pese al papel que juega la genética en el desarrollo cerabral del bebé durante la gestación, está suficientemente demostrado que los factores ambientales regulan el proceso.

La neurociencia nos ha confirmado cómo el cortisol, una de las hormonas del estrés, influye negativamente en el desarrollo del cerebro del bebé, perjudicando su capacidad para enfrentarse al estrés en el futuro. Los primeros cuidados son los que realmente moldean el sistema nervioso y determinan cómo se interpretará y responderá al estrés en etapas futuras.

¿Y el parto?

Durante el parto, a nivel cerebral hay un escenario neurobiológico y hormonal específico preparado para la impronta y el inicio del vínculo con el bebé, que hace que los eventos durante el parto y las primeras horas del puerperio puedan quedarse vívidamente gravados en la memoria consciente, tanto si son agradables como si son traumáticos.

Así, las horas siguientes al nacimiento son importantes ya que existe un delicado y complejo equilibrio hormonal y neurobiológico. Todas estas hormonas juegan un papel crucial en el inicio del vínculo entre la madre y el bebé.

¿El tener un parto y puerperio feliz ayudan a que la madre se vincule mejor con su bebé?

Este equilibrio hormonal favorece una vivencia satisfactoria del parto y del puerperio en la mujer, favoreciendo estados emocionales de bienestar en la madre, vivir un puerperio sano, ayudando a construir un vínculo seguro con su bebé.

Este periodo sensible influirá en cómo se desarrollará el vínculo, la lactancia, el puerperio…y puede tener consecuencias a largo plazo. El puerperio y el vínculo se verá influido en función de cómo sea el primer contacto y de si se ha interferido (y en qué grado) en el embarazo y en el parto y en ese primer contacto.

Aunque el primer contacto no es determinante, sentará las bases del vínculo.

Si ha habido dificultades, se puede trabajar en ellas y resolverlas, sanar las heridas emocionales y reparar el vínculo para construir y fortalecer un apego seguro.

Por tanto, ¿es realmente importante el trabajo de acompañamiento a la madre?

La importancia de hacer un buen acompañamiento en el área perinatal, sobre todo en situaciones difíciles, va a facilitar no sólo el establecimiento de un buen vínculo entre la madre y el bebé, sino que además contribuye a que se sienten las bases de una estructura psíquica saludable. Poder intervenir en este periodo tan sensible para el desarrollo psíquico es la mejor labor preventiva a nivel de salud mental que se puede realizar.

¿Qué prácticas favorecen una buena salud psicológica para la mujer que es madre y su bebé?

En general, todas las prácticas e intervenciones que tengan el objetivo de prevenir y minimizar el malestar psicológico y aumentar el bienestar de la mujer, así como favorecer, fomentar y reforzar un vínculo seguro entre la madre y su bebé: ofrecer toda la información disponible para que la mujer pueda decidir de forma consciente, apoyar la lactancia materna, evitar cesáreas e intervenciones innecesárias y prácticas desaconsejadas por sus perjuicios en la madre y en el bebé, evitar separar la madre del bebé, disponer de acompañamiento durante el embarazo y el parto, respetar las necesidades de la mujer que va a ser madre y de su bebé, etc.

Con esto dejamos hoy la conversación con la psicóloga Meritxell Sánchez, en la que estamos descubriendo muchas cosas sobre como la Salud Primal influye en el bienestar psicológico perinatal de madres y bebés. Mañana continuaremos.

Más información | Meritxell Sánchez