Archivos Mensuales: abril 2015

Nuevo testimonio! (segunda parte)

Primavera a CollsacabraFue difícil enfrentarme a la verdad, ya que vivía rodeada de mentiras, de historias propias relatadas por personas ajenas y, que no concordaban con la realidad. La infancia es realmente una etapa dura, ya que eres un ser totalmente dependiente y necesitado de amor. El rechazo, la incomprensión, la crueldad…., hacen en ti mella de una forma indeleble y, en mi caso, me había quedado anclada en esa niña, necesitada de amor. Tuve que luchar  fuertemente para reconciliarme con esa niña, quererla y empezar a comportarme como una adulta. A la vez, fue una liberación enorme dar sentido a mi vida, a los acontecimientos que me habían sucedido, a mis actitudes, tanto pasadas, como presentes. En definitiva, a conocerme y a saber que debo seguir creciendo día a día, con ilusión renovada.

Algo que me hizo ver, lo mucho que había cambiado siguiendo la terapia, fueron los momentos de plenitud que empecé a experimentar. Hasta entonces no me había dado cuenta de que nunca los tenía, ya que uno no echa en falta lo que no vive. Los momentos de plenitud no me sucedían por algo excepcional, sino que eran simplemente momentos en los que me sentía totalmente en paz, feliz con la vida, conectada conmigo misma. Una auténtica gozada.

Ahora disfruto enormemente con mi hijo. Sé que me equivocaré muchas veces, pero el haber realizado la terapia, me ha dado herramientas fantásticas para conectar con él emocionalmente y entenderlo. No eran sus demandas el problema, sino todo lo que yo arrastraba. Ha sido una liberación enorme para mí. Por ese motivo, recomiendo encarecidamente a quien crea que pueda necesitar hacer terapia, a que contacte con Meritxell y pruebe. Es una terapia totalmente práctica, no se queda en meras teorías y aporta soluciones. Eso sí, el trabajo duro está garantizado, aunque con Meritxell a tu lado, todo resulte mucho más fácil. ¡Gracias de corazón!

Laia Alarcón, abril de 2015

Anuncios