Archivo de la categoría: Baby blues

Nacimiento sin violencia

nacimientos-sin-violencia

Las impresiones más profundas
de nuestra vida
provienen del principio mismo
de nuestra vida.

Lo cierto es que el parto es una experiencia en soledad. Eso es lo que las mujeres me han enseñado. Y dicen que es en soledad, aunque no solitaria. La diferencia es sutil pero muy importante. Un momento solitario incorpora un toque de tristeza…
En soledad significa que confían en sí mismas, que dependen de sí mismas. Y durante el parto, en el momento en que la mujer inicia el parto, está completamente sola. Y descubre, averigua, su verdadera altura y dimensión.

Por tanto, el parto es, en esencia,
una verdadera experiencia mística para…,
para la madre y para el niño…,
y nadie puede realmente
entrar a formar parte de ella.

F. Leboyer (Nacimiento sin violencia)

Baby blues vs. Depresión posparto

mare alletant Picasso

Después del parto, muchas mujeres sufren cambios en el estado de ánimo: irritabilidad, fatiga, llanto, pérdida del apetito, alteraciones del sueño y labilidad emocional. Si estos síntomas aparecen justo después del parto, se trata del Baby blues, que puede durar unas horas o desaparecer entre 10 y 15 días después. El Baby blues es una reacción normal que dura hasta 15 días después del parto y se da entre un 50 y un 85% de las mujeres. Una de las causas son los cambios hormonales durante el embarazo y el parto (como la disminución de los niveles de estrógenos, protectores de la salud mental).

Sin embargo, algunas mujeres manifiestan síntomas más intensos y duraderos, caracterizados como Depresión posparto. No es simplemente estar triste, llorar mucho o estar irritable. Alderedor de un 10-15% de las mujeres sufre este trastorno.

Existe cierta confusión respecto a la depresión posparto, incluso entre los profesionales de la salud, por lo que que se dan en ocasiones diagnósticos erróneos y está sobrediagnosticada. Puede confundirse con un trastorno adaptativo (dificultades para adaptarse a la maternidad), Baby Blues, Estrés Postraumático después del parto o con una Psicosis puerperal. En posteriores artículos explicaremos en qué consiste cada uno de ellos y las diferencias entre sí.

La depresión posparto necesita ser diagnosticada y tratada por un profesional de la salud mental. Se caracteriza por síntomas como:

-estado de ánimo negativo, tristeza, desesperanza.

-pérdida de interés y del placer en las actividades habituales

-alteraciones del sueño

-agitación o enlentecimiento psicomotriz

-falta de energía y fatiga

-sentimientos de inutilidad y culpa

-deseos de morirse

-preocupaciones excesivas por la salud del bebé

-evitación de la interacción con el bebé por miedo a hacerle daño

Algunas de las intervenciones aconsejadas en el tratamiento de la depresión posparto se centran en la mejora del vínculo entre la madre y el bebé, como la lactancia materna, que disminuye la ansiedad de la madre, favorece estados emocionales de bienestar y ayuda a establecer y reforzar el vínculo con el bebé.

Se ha demostrado que los grupos de mujeres que acompañan a la madre en el proceso de gestación, parto y crianza contribuyen a disminuir la depresión posparto hasta en un 60%.

Meritxell Sánchez Costa, Psicóloga perinatal

Baby blues y depresión posparto

Después del parto, muchas mujeres sufren cambios en el estado de ánimo: irritabilidad, fatiga, llanto, pérdida del apetito, alteraciones del sueño y labilidad emocional. Si estos síntomas aparecen justo después del parto, se trata del Baby blues, que puede durar unas horas o desaparecer entre 10 y 15 días después. El Baby blues es una reacción normal que dura hasta 15 días después del parto y se da entre un 50 y un 85% de las mujeres.

Una de las causas son los cambios hormonales durante el embarazo y el parto (como la disminución de los niveles de estrógenos, protectores de la salud mental).

Sin embargo, algunas mujeres manifiestan síntomas más intensos y duraderos, caracterizados como Depresión posparto. Alderedor de un 10-15% de las mujeres sufre este trastorno.

La depresión posparto necesita ser diagnosticada y tratada por un profesional de la salud mental. Se caracteriza por síntomas como:

-estado de ánimo negativo, tristeza, desesperanza.

-pérdida de interés y del placer en las actividades habituales

-alteraciones del sueño

-agitación o enlentecimiento psicomotriz

-falta de energía y fatiga

-sentimientos de inutilidad y culpa

-deseos de morirse

-preocupaciones excesivas por la salud del bebé

-evitación de la interacción con el bebé por miedo a hacerle daño

Algunas de las intervenciones aconsejadas en el tratamiento de la depresión posparto se centran en la mejora del vínculo entre la madre y el bebé, como la lactancia materna, que disminuye la ansiedad de la madre, favorece estados emocionales de bienestar y ayuda a establecer y reforzar el vínculo con el bebé.

Se ha demostrado que los grupos de mujeres que acompañan a la madre en el proceso de gestación, parto y crianza contribuyen a disminuir la depresión posparto hasta en un 60%.

Psicología perinatal

La psicología perinatal aborda los cambios emocionales y psicológicos que se producen durante el proceso de maternidad, desde la preconcepción hasta la crianza. Es el ámbito de la psicología que se dedica al proceso del embarazo, parto y posparto, así como el vínculo con el bebé. Entiende este período como una crisis vital, un cambio vital que produce una transformación a nivel psíquico y emocional en la mujer.

Su objetivo es aumentar el bienestar y la salud de la mujer, el bebé y la familia, fomentando las capacidades y habilidades y la autoestima de la mujer, así como tratar las dificultades que puedan surgir por el camino:

  • Dificultades para concebir un hijo
  • Ansiedad, miedos, intranquilidad durante el embarazo
  • Miedo al parto
  • Partes difíciles o traumáticos (Trastorno por Estrés Postraumático después del parto)
  • Depresión posparto
  • Dificultades con la lactancia
  • Dificultades de adaptación a la maternidad / paternidad
  • Duelo por la pérdida del bebé (duelo gestacional o perinatal)
  • Supervivientes de abuso sexual
  • Desarrollo de un vínculo seguro con el bebé
  • Desarrollo de la primera infancia
  • Bebés prematuros
  • Crecimiento personal desde la maternidad consciente