EMDR

EMDR es un abordaje psicoterapéutico innovador, validado científicamente, que acelera el tratamiento de un amplio rango de patologías fóbicas y traumáticas, en el trastorno por estrés postraumático, entre otros. El abordaje descubierto y desarrollado desde 1987 por la Dra. Francine Shapiro, consiste en usar estimulación bilateral en un protocolo especial relacionado con las situaciones traumáticas que desencadena la desensibilización y el consecuente reproceso de las mismas, acompañado de la desaparición de la sintomatología.

  • El EMDR es una psicoterapia integrativa validada científicamente.
  • El EMDR está basado en la filosofía de que los seres humanos son capaces, bajo condiciones apropiadas, de moverse naturalmente hacia una mayor salud e integración.
  • El EMDR es usado para resolver material emocional perturbador derivado de eventos perturbadores o traumáticos y también como un medio para potenciar estados emocionales positivos, con el fin de facilitar el crecimiento natural y el proceso curativo.
  • Para el paciente, la meta del tratamiento con EMDR es alcanzar los más profundos y completos efectos de tratamiento en el más corto periodo de tiempo, mientras se mantiene su estabilidad dentro de un sistema familiar y social balanceado.
  • El EMDR integra elementos tanto de las teorías psicológicas (afecto, apego, conducta, procesamiento bioinformacional, cognitiva, humanística, sistemas familiares, psicodinámica y somática), como de las psicoterapias (basada en el cuerpo, cognitiva-conductual, interpersonal, centrada en la persona, y psicodinámica), dentro de una serie de procedimientos estandarizados y protocolos clínicos.
  • La investigación de cómo procesa información el cerebro y genera la conciencia/conocimiento, también nutre la evolución de la teoría y los procedimientos de EMDR.
  • El EMDR acelera el tratamiento de los eventos traumáticos, incidentes críticos, adicciones, fobias, temas de la autoestima y una amplia gama de trastornos mentales.
  • Actualmente se han llevado a cabo más estudios científicos controlados sobre la eficacia de EMDR, aplicado al Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT), que sobre todos los otros métodos en su conjunto.
  • Las directrices actuales de tratamiento de la International Society for Traumatic Stress Studies (ISTSS) , han designado al EMDR como un Tratamiento Efectivo para tratar el Trastorno por Estrés Postraumático, así como también lo ha hecho el Departamento de Salud del Reino Unido, el Consejo Nacional Israelí de Salud Mental y el Departamento de Salud de Irlanda.

Estudios controlados en víctimas de Vietnam, abusos, accidentes, víctimas de catástrofes, etc. indican que EMDR es el abordaje psicoterapeútico de elección en TEPT (trastorno por estrés postraumático). Actualmente existen más estudios controlados sobre EMDR que en cualquier otro método. “La rapidez con que ocurre el cambio durante EMDR contradice la noción de tiempo como esencial en la curación terapéutica. En sus protocolos, Shapiro integró elementos de distintas escuelas de psicoterapia, haciendo EMDR aplicable a una enorme variedad de patologías y accesible a terapeutas de distintas orientaciones” (Van der Kolk). Las investigaciones indican que el método EMDR es altamente efectivo y de resultados duraderos.

El EMDR está validado como un tratamiento para personas con estrés agudo y trastorno por estrés postraumático, trauma complejo, trastornos de personalidad, abuso sexual, trastorno de pánico, duelo complicado, trastornos disociativos, trastornos de ansiedad, adicciones, fobias, problemas de autoestima, problemas somáticos-trastornos somatoformes, incluyendo dolor crónico, dolor por un miembro fantasma, eccema crónico, problemas gastrointestinales e imagen corporal negativa, drogodependencias, adicción sexual, ludopatía, problemas familiares, de pareja y sexuales, víctimas de catástrofes naturales o producidas por el hombre, terrorismo. También es utilizado para obtener mejores resultados en deportistas y ejecutivos.

El tipo de problema, las circunstancias vitales, y la cantidad del tiempo pasado con el trauma previo, determinarán cuántas sesiones EMDR son necesarias. Un tratamiento típico dura 10 sesiones, a razón de una por semana. El EMDR puede utilizarse dentro de una terapia “verbal” estándar, como una terapia complementaria con un terapeuta por separado, o como un tratamiento en sí mismo. Casos más complejos pueden llevar un número más elevado de sesiones, pero siempre infinitamente menor que en cualquier otro abordaje. También se usa para poder llevar a cabo una terapia más profunda.

Fuente: EMDR Espanya

Para más información sobre EMDR en España, Europa y a nivel internacional:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s